Tuesday, May 8, 2018

Digimon Adventure Tri

Digimon Adventure Tri poster sm
Digimon Adventure Tri reached its end a few days ago. I don’t know if you know this, but Digimon is really important to me, it was one of my favourite shows when I was little and a big influence in how I think and perceive the world (and I mean that). Digimon has been a source of inspiration to me and one of the ways I keep my imagination and inner child, both, alive. Three years ago, Digimon was revived and a sequel project (6 movies) began.

At first I couldn’t contain my excitement. I watched and rewatched the first movie, I even did an editorial inspired by the male characters (see that photo shoot here). I watched the second movie in Japan, the third in the US... No matter where I went, Digimon was always with me. Now that this project is over, I can’t help but feel sad. It’s amazing how many shows from my childhood are getting sequels but it’s always bittersweet to see them ending. Nostalgia is a powerful marketing tool, and maybe that’s why Digimon Tri or Dragon Ball Super are successful.

Just like its predecessor, Tri taught me many things. It’s amazing to see how characters from the show grow up, change, evolve, the same way I did. That’s one of the recurring themes in Digimon: growing up... And I related to so many of the characters and their struggles. Sure, there were a few plot holes and not completely baked ideas along the way but my heart just didn’t care, it was full, I’m not ready to say goodbye to these characters (again) just yet. I heard that there’s a new related project in the works and I truly hope my wish for more Digimon comes true.

// Digimon Adventure Tri llegó a su fin hace un par de días. No sé si sepan esto, pero Digimon es muy importante para mí, fue uno de mis shows favoritos cuando era niño y una gran influencia en cómo pienso y percibo el mundo (y lo digo muy en serio). Digimon ha sido una fuente de inspiración para mí y una de las formas en que mantengo, ambos, mi imaginación y mi niño interno vivos. Hace tres años, Digimon fue revivido y un proyecto de secuela (6 películas) comenzó.

Al principio, no podía contener mi emoción. Vi y volví a ver la primera película muchas veces, hasta hice un editorial inspirado en los personajes (pueden ver esa sesión de fotos aquí). Vi la segunda película en Japón, la tercera en Estados Unidos... Sin importar a dónde fuera, Digimon estaba siempre conmigo. Ahora que este proyecto se acabó, no puedo evitar sentirme triste. Es increíble cómo tantos shows de mi infancia están teniendo secuelas pero siempre es agridulce verlos terminar. La nostalgia es una herramienta poderosa de marketing, y quizá es por eso que Digimon Tri o Dragon Ball Super son exitosos.

Justo como su predecesor, Tri me enseñó muchas cosas. Es asombroso ver cómo los personajes de este show crecen, cambian, evolucionan, yo hice lo mismo. Ése es uno de los temas recurrentes en Digimon: crecer... Y yo me sentí identificado con tantos de los personajes y sus desafíos. Claro, hay varios hoyos en la trama y también ideas que no se desarrollaron tan bien pero eso no le importó a mi corazón, aún así se llenó, aún no estoy listo para decirle adiós a estos personajes (otra vez). Escuché que hay un nuevo proyecto relacionado cocinándose y en serio espero que mi deseo por más Digimon se cumpla.
Love always,
Henry.

No comments:

Post a Comment

Hey, thank you very much for hitting the comment section. Leave a link to your site and I will return the favour (: